Programas de acción social

Desde Amics de la Gent Major actuamos contra la soledad no deseada y el aislamiento social de las personas mayores, a través del acompañamiento afectivo y la participación social.

Cada vez son más las personas mayores en situación de vulnerabilidad.

Creemos que envejecer no ha de ser un problema, ni una carga social, por eso nuestro reto es garantizar a las personas mayores una inclusión social, con oportunidades de participación que contribuyan a la mejora de su estado de salud emocional.

Nuestra acción social se materializa en:

 

Acompañamiento afectivo en domicilio

La persona mayor recibe la visita semanal de una persona voluntaria, por un tiempo aproximado de dos horas. El objetivo es actuar contra el aislamiento y la soledad no deseada que padecen, con espacios de compañía de calidad, en los que conversar, pasear y realizar actividades juntas. De esta manera, con el tiempo, se establece un vínculo afectivo y de confianza entre la persona voluntaria y la persona mayor.

Acompañamiento a domicilio

 

Acompañamiento afectivo telefónico

La persona mayor recibe semanalmente una llamada de teléfono de una persona voluntaria.   

El acompañamiento telefónico refuerza el acompañamiento afectivo en domicilio, con la particularidad que se puede hacer desde cualquier lugar, facilitando así la labor de la persona voluntaria al no tener que desplazarse hasta el domicilio de la persona mayor.

 

Acompañamiento afectivo en Residencias y Centros de día

Al igual que en el programa de acompañamiento a domicilio, la persona voluntaria visita a su persona mayor que vive en la Residencia o asiste a un Centro de Día.

También organizamos en las Residencias y Centros de día charlas grupales en las que participan varias personas mayores y voluntarias. Son espacios para relacionarse, compartir experiencias y así ampliar su vida social dentro y fuera de la Residencia.

Amics de la Gent Major, trabaja en coordinación con los profesionales de las Residencias y Centro de día con el fin de ofrecer un acompañamiento afectivo que se adapte a las circunstancias de la persona mayor.

 

Acompañamiento afectivo en Hospital

Una persona voluntaria ofrece apoyo afectivo a una persona mayor que está ingresada en el hospital y no recibe visitas. El formato de este acompañamiento consiste en una visita semanal de unas dos horas en las que la persona voluntaria acompaña afectivamente a las personas mayores ingresadas que padecen soledad.

 

Actividades de socialización

Habitualmente están dirigidas a las personas mayores que ya reciben acompañamiento afectivo, enriqueciendo su vida social y fomentando los espacios de socialización y red de contactos a través de actividades lúdicas de distintos tipos. Buscan fomentar la participación subrayando su valor social, mejorando así la autoestima y la integración de las personas mayores protagonistas.

Cuando conseguimos que una persona mayor cruce la puerta del edificio donde vive, ya estamos logrando algo importante: que salga de casa con la ilusión de asistir a una fiesta, o actividad organizada para ella y para las demás personas mayores que asistirán. Es una excusa ideal para romper la rutina de estar sola/o para redescubrir el gusto de hacer amigas/os.

Fotografía de una comida de navidad

 

Anualmente establecemos un calendario para celebrar Las Fallas, la Fiesta del Verano y las Navidades para disfrutar juntos en actos que alejan a las personas mayores de su soledad, y hacerles partícipes de nuevo de la tradición que nos han transmitido.

Fotografía de vacaciones amigas

 

En verano, las Vacaciones Amigas son momentos mágicos de convivencia que disfrutan las personas mayores con las voluntarias durante cinco días en un espacio adaptado en plena naturaleza. Para las personas mayores es una maravillosa oportunidad de salir de sus domicilios, disfrutar de talleres, actividades y establecer nuevos vínculos de amistad. Durante una semana, salen de la ciudad y comparten su día a día con otras personas mayores y un grupo de personas voluntarias para promover el intercambio generacional. Es un espacio de convivencia, ocio y recuperación anímica y física.

 

Vacaciones amigas